Comunión en Madrid

primera comunion

Ha llegado el día. Después de ver como el primero de tus hijos crece y cada día aprende una cosa distinta, casi sin darte cuenta llega el día de su primera comunión. Si ya con la organización del bautizo te diste cuenta de que aquello no era nada fácil, con la llegada de la primera comunión todo se complica. Mientras tu hijo da por hecho que el día de su primera comunión va a ser un día grande en el cual disfrutará y se encontrará con todos sus amiguitos, tú no sabes por dónde empezar y, lo que es peor, no eres consciente de todo lo que necesitas para la primera comunión de tu hijo.

Mientras tu hijo va a la catequesis, y empieza a ser consciente de que la celebración de la Comunión en Madrid es algo importante, tú necesitas empezar por algún sitio. Si lo tienes claro, hay que empezar por algún sitio pero, ¿por dónde?

Si ya tienes solucionada la catequesis y la iglesia donde se celebrará la ceremonia, son varias las cuestiones que afectarán a la organización de la Comunión en Madrid de tu hijo. Por un lado, todo lo que se refiere al equipamiento y preparación estética de tu hijo: el traje de comunión y/o vestido de comunión, el peinado y los diferentes accesorios necesarios para tal magno evento. Por otro lado, te tendrás que ocupar de todo lo referente a aspectos puramente conmemorativos de la Comunión en Madrid; las invitaciones, las tarjetas, los recordatorios, los detalles y regalos para los asistentes. Tendrás que ocuparte, también, de la persona que hará las fotos ese día para que quede un bonito recuerdo para todos los asistentes.

Y, por último, del banquete y todos los detalles que implica una celebración de este tipo; en primer lugar tendrás que seleccionar el restaurante (que sea de fácil acceso, que disponga de salones preparados para la celebración de la Comunión en Madrid de tu hijo, que disponga de varios menús a elegir, etc.) así como elegir el menú que degustaréis ese día.

En caso de que la comunión sea en Barcelona o Valencia, la propuesta que os hacemos es visitar Enigmatium. Una comunión original y diferente es posible.