Regalos de Comunión

Los regalos de comunión son parte importante para que el día de la primera comunión de tu hijo se convierta en inolvidable. Cuando hablamos de regalos de comunión nos podemos referir a regalos de dos tipos: los que recibirá tu hijo por parte de sus invitados y los que recibirán tus invitados como recuerdo de la primera comunión de tu hijo.

En cuanto a los regalos de comunión que recibirá tu hijo por parte de los invitados siempre suelen ser especiales e importantes para ellos. Tienes dos alternativas: o poner una lista con regalos que a tú hijo le harían ilusión y que probablemente también necesite o dejarlo a la imaginación de tus propios invitados. En la mayoría de los casos los invitados son los que preguntan a los padres o al propio niño qué es lo que les hace ilusión. Los regalos más socorridos suelen ser relojes, videojuegos, ropa deportiva, alguna joyita especial para la comunión, etc. Es importante si tienes que hacer algún regalo que te pongas en la piel de lo que al niño que toma la primera comunión le gustaría.

Por otro lado tú como organizador de la primera comunión de tu hijo debes pensar en regalos de comunión con los que agasajar a tus invitados y se lleven algún recordatorio. Pueden ser los propios recordatorios de comunión u otras cosas. Piensa en algo que una vez terminada la comunión pueda ser útil. La típica foto enmarcada puede ser muy bonita para que la abuela la tenga en la vitrina de recuerdos pero probablemente para los demás invitados acabará en un cajón olvidada tras un par de semanas expuesta. Algo como un abanico para las mujeres, un jabón de manos o una miniatura de perfume puede ser una gran idea, eso sí, personalizado con el nombre de tu hijo para el recuerdo.