Celebraciones de Comuniones

celebraciones de comuniones
elkuru es un restaurante para celebrar comuniones temáticas donde podrán disfrutar de un espectáculo totalmente nuevo y, lo que es mejor, dirigido tanto a adultos como a niños.

  • ¿Qué es el restaurante elkuru?

Ya está en Madrid uno de los conceptos de celebraciones de comuniones que más éxito ha tenido en todo el mundo: las comuniones temáticas. Una celebración clásica, como las de toda la vida, pero con el añadido de que los asistentes además podrán disfrutar antes, durante y después del banquete de un espectáculo rompedor totalmente nuevo y, lo que es mejor, dirigido tanto a adultos como a niños. En un restaurante de banquetes de los clásicos, donde se producen muchas celebraciones de comuniones y donde dar de comer bien a los adultos es tan importante como ofrecer toda una variada oferta de entretenimiento para los más pequeños, el espacio se transforma y se convierte en una experiencia única para la celebración de la comunión de vuestros hijos. Nuestra amplia experiencia en las noches humorísticas de la capital (y después de haber enseñado a reírse de sí mismos de manera saludable a más 60.000 personas en dos años) nos ha hecho decidirnos por una nueva apuesta diferente para la celebración de un día tan especial para los niños como es el día de su primera comunión.

Especialmente pensado para las celebraciones de comuniones, las sesiones de elkuru dan comienzo con la recepción de invitados; fotos de bienvenida y aprendizaje del saludo "kurukuru". Los asistentes podrán localizar su mesa porque encontrarán encima de la misma un cartel con el nombre del humorista famoso que se ha asignado para su mesa. Con todos los invitados ya en su sitio, darán comienzo los calentamientos (los realiza todo el restaurante de pie) para aprender a identificar mediante ejercicios los diferentes músculos del cuerpo que intervienen en la risa. Una vez roto el hielo dará comienzo la comida y de ahí, hasta el show final de humor, será una sucesión ejercicios de risoterapia, comida, juegos de la risa, concursos, más comida, sorpresas, etc. Resumiendo, un viaje a la infancia de 3 horas para aprender a reírnos de nosotros mismos junto a nuestros "peques".

  • ¿Qué es una comunión típica?

Quién no ha asistido alguna vez a las típicas celebraciones de comuniones en las que, después de la ceremonia religiosa, todos los invitados se dirigen al restaurante concertado para la comida y, cuando llegan, son sentados los adultos en una mesa y los más pequeños en otra. Los niños, deseando como están, de ir a descubrir todos los secretos y misterios que les ofrece las instalaciones exteriores del restaurante, comen a la velocidad del rayo (eso cuando comen, que los hay que están tan ansiosos que ni siquiera prueban bocado) y desaparecen. Sólo volverán a aparecer unos 45 minutos más tarde (de media) para pedir dinero para comprar algo, para pedir permiso para saltar un muro o para que se les examine el brazo que se acaban de golpear. Mientras tanto, los adultos charlamos (casi siempre más de la cuenta), bebemos (casi siempre más de la cuenta), comemos (casi siempre más de la cuenta) e intentamos no mancharnos (si somos hombres) y hacemos todo lo posible para que el traje o vestido no se arrugue (si somos mujeres).

Un banquete en la que da la sensación de somos nosotros, los adultos, los que fomentamos este tipo de distribuciones a la hora de comer, los que por el bien de nuestros hijos intentamos que disfruten lo más posible y para ello es necesario que coman todos los niños juntos para que, en la medida de lo realizable, nos molesten lo menos posible. En el restaurante elkuru pensamos que es necesario dar un giro a este tipo de celebraciones de comuniones que se repiten de manera sistemática, y es por eso que proponemos nuestras comuniones diferentes.

  • ¿Por qué celebrarla en elkuru?

  • Por romper con lo convencional: Porque creemos que existe un gran número de personas que están cansadas de las celebraciones "de toda la vida" y que buscan algo diferente para un día muy especial para sus hijos.
  • Por el deseo de unir y no de separar: Porque no organizamos mesas para niños por un lado y mesas para adultos por otro. En elkuru todos somos niños durante, al menos, tres horas y, por lo tanto, todos debemos estar juntos.
  • Por la economía: Con precios "anti-crisis" y una producción muy polivalente que divierte tanto para niños como para mayores, no pretendemos ofrecer una gran "comilona", sino una comida digna sazonada con grandes dosis de humor y entretenimiento para hacer del el día de la comunión una celebración distinta.
  • Por los niños: Porque creemos que ellos (los peques) son los protagonistas de ese día y, por lo tanto, lo que hagamos ese día debe estar completamente orientado a ellos; que les divierta, que les entretenga, que pasen el día con la familia y amigos y que el menú sea de su agrado. ¡¡¡Lo demás, seguro, lo pondrán ellos!!!